Arranca profesionalización de la cadena productiva del libro

Editamos se deriva de un trabajo minucioso de investigación y desarrollo de un Consejo Académico, que sentó las bases para redireccionar la labor de formación de la Caniem.

Con tres áreas sustantivas: Innovación, Formación Profesional y Estadística, esta tarde inició formalmente labores el Centro de Innovación y Formación Profesional para la Industria Editorial (Editamos), un organismo autónomo, pero no por ello independiente, de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem).

Durante la ceremonia encabezada por el presidente de la Caniem, Carlos Anaya Rosique, quien puso de manifiesto que una de las metas de Editamos es “profesionalizar a todos quienes trabajan en la amplia cadena del libro y están en medio del escritor y el lector”, se reconoció la labor de editores, académicos, profesores, y algunos especialistas más.

Atrás de Editamos hay un arduo trabajo realizado durante aproximadamente tres años por mucha gente, la recuperación de experiencias y la unión de esfuerzos”, señaló Anaya Rosique, quien destacó también las nuevas instalaciones y la estrategia pedagógica de avanzada con la que ha iniciado operaciones Editamos, iniciativa largamente anhelada.

Explicó que Editamos se deriva de un trabajo minucioso de investigación y desarrollo de un Consejo Académico, que sentó las bases para redireccionar la labor de formación de la Cámara. Entre ellos, Arturo Ahmed, César Augusto Pérez Gamboa, José Alejandro Ramírez Flores, Juan Jorge Mondragón Reyes, Julio Crespo, y otros especialistas más.

Dijo que se trata de una iniciativa de la Caniem, donde también participan la Asociación Nacional del Libro, presidida por Jorge Flores Sauri, y la Fundación Mexicana para el Fomento de la Lectura (FunLectura), que encabeza el reconocido escritor, editor y académico Felipe Garrido, destacado Académico de la Lengua.

“Este nuevo proyecto nos va a permitir construir una industria mucho más fuerte. En este momento tenemos cerca de 255 editores, pero hay muchos en todo el país que requieren profesionalizar su tarea cotidiana; la industria editorial es fundamental para la educación y la cultura del país, un área estratégica para el desarrollo económico, y factor de cohesión social”, dijo.

Para Arturo Ahmed, director de Editamos, “la nueva institución responde a las exigencias de un sector en constante desarrollo, que motiva la profesionalización de sus miembros y cubre todos los procesos de la industria editorial como edición, selección, producción, administración y comercialización de libros y publicaciones periódicas en todo el país”.

La oferta educativa de Editamos incluye más de 10 diplomados, como “Procesos de edición de libros”, y seminarios como “Introducción al mundo de los libros y las publicaciones periódicas”, la Beca Juan Grijalbo, y un programa que incluye cerca de 50 cursos y talleres, los cuales hacen de esta institución única en toda América Latina.

La formación y desarrollo de competencias es un modelo educativo acorde a la sociedad del conocimiento, es por eso que crear un nuevo centro de innovación y formación profesional plantea la importancia que los diferentes actores de la cadena de valor del libro tengan una formación profunda sobre la noción del libro, impreso o digital.

Notimex

Recomendamos: Restauran mural ‘Los Danzantes’, de Carlos Mérida

También podría gustarte

Comentarios

Cargando