Yo, Usuario: La primera rebelión contra robots en Las Vegas

No pasaron cuatro meses en las que David Hanson imaginaba un futuro con robots geniales, capaces de resolver nuestros problemas que pueden ir en miles de actividades que van desde el alto riesgo hasta la diversión.

En Hong Kong, su empresa combina los avances de la inteligencia artificial con la fabricación de juguetes de alta tecnología, producción de robots humanoides con aptitudes sociales y rostros -casi humanos- capaces de ganarse la confianza de cualquier humano.

Por esas mismas fechas de Enero, en Las Vegas un brazo robótico llenaban los vasos con hielo, inyectaba líquidos y atendía las solicitudes de bebidas en un bar.
Kuka era el nuevo bartender en Tipsy, las mesas del bar fueron equipadas con pantallas para elegir su bebida servida a la perfección, cantidades programadas, tiempo de mezcla y el hielo correcto sin derramar una sola gota en la mesa.

Artículos relacionados

Este inofensivo -pero chambeador bartender- sustituyó de un plumazo a un capitán, un mesero y un bartender, ¿alarmante?. En la actualidad, solo en EUA hay alrededor de 1,75 millones de robots industriales y se prevé se incremente a 4 y 6 millones para el año 2025. La mayor parte de estos robots se utilizan en la industria automóvil (39%), la electrónica (19%), los productos metálicos (9%), y finalmente el plástico y la química (9%).

El estudio realizado por Daron Acemoglu del MIT, consideran que las regiones en donde más creció el número de robots industriales durante el periodo 1990-2007, mayor fue la caída del empleo. Es decir, cada robot habría reducido el empleo de 6,2 trabajadores. El estudio confirma también que la sustitución de humanos por robots se está dando en actividades o tareas repetitivas. ¿Un capitán, un mesero y un bartender?

El viernes pasado 1 de junio de 2018, alrededor de 50.000 empleados de hoteles y restaurantes en Las Vegas amenazaron con irse a huelga y piden que los 34 casinos más importante de la ciudad revisen los contratos a cinco años y garanticen sus trabajos solicitando no ser reemplazados por robots.

“Cuando los ordenadores tomen el control, puede que no lo recuperemos. Sobreviviremos según su capricho. Con suerte, decidirán mantenernos como mascotas” Esto lo dijo Marvin Minsky, el padre de la Inteligencia Artificial para la revista Life en 1970. ¿Realidad o ficción?

También podría gustarte

Comentarios

Cargando