Yo Usuario: Un falso Barack Obama

Mi humilde teoría es que muchos de los avances tecnológicos con que cuentan los actuales sitios web -herramientas de pago o transferencia, publicidad nativa, videos optimizados en formatos ágiles como los famosos Giphy y un largo etcétera- fueron primero desarrollados y probados en sitios web para adultos.

¿Es una locura? Solo imaginemos un poco el tipo de tecnología que debían tener para distribuir foto y video en modems de 28 o 33 kbit/s en 1994. Todo con la firme intención para que el usuario fuera enganchado y pagara por el servicio.

Un estudio de Online MBA demostró en el 2010 que el 12% de las páginas web eran dedicadas al entretenimiento para adultos, incluso en el estudio indicaba que cada segundo que pasaba se hacían transacciones en el mundo por un valor de 2.500 millones de euros. Porque a final de cuentas, el dinero que se mueve debe ser muchísimo actualmente y la discreción para cobrarlo o transferirlo debe ser bestial. Mucho cerebro hay ahí. Te lo aseguro querido lector.

Pongamos de ejemplo una humilde webcam, ese aparatito con la que logras ver a tus familiares o amigos, ¿consideramos que es el único uso que se le da en Internet?. En este momento hay seis millones y medio de resultados -sólo en México- que indican que la webcam tiene otros usos recreativos.

Artículos relacionados

En este momento surge un nuevo tipo de entretenimiento, -que surge de los sitios web porno- y que de no controlarse, puede ser una amenaza en el robo de identidad, se trata de los “deepfakes” esas cápsulas de video modificados de forma tan sofisticada en el que son sustituidos rostros durante las escenas. El problema reside es que si se hacen perfectamente bien, es muy difícil encontrar la diferencia.

La fábrica de manuales audiovisuales más grande del mundo, Youtube comienza a mostrar videos que te enseñan a suplantar caras en videos sin notar la diferencia. “Esto deja un montón de preguntas éticas del por qué se hace esto, la respuesta es siempre la misma, lo hacemos porque podemos hacerlo.” Lo indica en uno de sus videos el youtuber “Macakiux”.

A favor, el cine pudiera no “extrañar” a los actores que no pueden grabar ya las películas por avanzada edad o por muerte. En contra, el año pasado se vio a un “falso” Barack Obama creado con inteligencia artificial capaz de hablar como si fuera el original. El video se viralizó y millones de personas lo vieron.

“Estamos adentrándonos en una era en la cual nuestros enemigos le pueden hacer a cualquier persona decir lo que sea en cualquier momento dado”, expresaba desde el Despacho Oval el expresidente de Estados Unidos -o, mejor dicho, su doble digital- en un video a través de una webcam. ¿Realidad o ficción?

También podría gustarte

Comentarios

Cargando